#LONUEVO – Dagan

<strong>Loreto</strong>  Oda Marín

Loreto Oda Marín

Periodista y licenciada en comunicación social con un hambre gigante por todo lo que tiene que ver con gastronomía, coctelería, hotelería y viajes.

Etiquetas:
Con su inspiración mediterránea, estos fogones llegan con una propuesta que refresca la escena local, con recetas no del todo conocidas por este lado del mundo. Con una cocina y barra en el mismo nivel, este restaurante debuta con una consistente propuesta.

☆ ESENCIA: Dagan es un sabroso e interesante recorrido por diversas cocinas del Mediterráneo: árabe, marroquí, judía, griega, entre otras. Estas sazones son la columna vertebral tanto en su cocina como en su barra, las cuales juegan en las mismas ligas, mostrando ambas consistencia, equilibrio, técnica e ingenio. Este recetario, con varias novedades para los paladares de este lado del mundo, le ha dado un frescor a la escena gastronómica santiaguina. Un acierto.

☆ RECOMENDADOS – EN LA MESA: En Dagan uno de los conceptos bases es el compartir y picotear, por eso, gran parte de su carta está diseñada para disfrutar de esta forma sus variados sabores. De hecho, hay una categoría especial llamada Meze, que vendría siendo una especie de selección de aperitivos.

Manti Dumpling. Crocancia, frescor y profundidad. Esas características definen esta preparación que consta de una fina y crocante masa filo que esconde una golosa mezcla de carne de res y cordero, labneh [yogur griego], salsa cítrica, pistacho y hojas de menta, encargadas de refrescar, lo mismo que la salsa con un dejo cítrico y dulce, que, además, aporta un nuevo guiño.
Feta Batido. Una receta que conquistó mi corazón desde que llegó a la mesa por sus colores y por esa textura que ya se podía vislumbrar. Esta generosa ración de queso feta, de acidez justa, se eleva con una dosis de tomate cherry asado, un tanto grandes, por lo que no quedan distribuidos de forma homogénea, aceituna, pistacho, albahaca, aceite de albahaca y granada, que da una entretenida nota. Viene con pan pita, aunque perfectamente se puede sólo cucharear.
Spanakopita. Otro nombre que no se suele ver por estos lados del mundo. Consiste en una masa filo rellena de espinaca y queso feta, más salsa de tomate y alioli de palta al eneldo. Tiene un leve picor y la mezcla evoca sabores caseros.
Pulpo. En su punto, crocante por fuera y suave por dentro, llega frente a ti unos tentáculos, cocinados a la parrilla, que vienen con una reducción de granada y betarraga, muhammara [salsa picante], sumac [condimento], pistachos y un discreto mix de hojas.
Kebab. Un clásico bien ejecutado. El par de brochetas, que pueden ser de cordero, res o pollo, aparecen con la sazón precisa y en equilibrio. Las acompañan pan pita, arroz árabe y tabbouleh [un tipo de ensaladilla]. A esto se suman un par de salsas encargadas de entregar diferentes personalidades y capas de sabor, contraste, frescor y picor: tzatziki [típica de la cocina griega y turca a base de yogur] y una alioli de harissa [mezcla de especias].

Orzo. Las pastas también son parte del menú y un ejemplo es esta que está hecha con sémola de trigo duro y que ha ido ganando fama gracias a su aparición en algunos restaurantes chilenos. Su espíritu otoñal-invernal la hace ideal para esta temporada, donde cada bocado se siente como un abrazo cálido gracias a que acá aparece como un cremoso hecho con un mix de setas, parmesano crocante, nueces y un toque discreto de aceite de trufa, que le entrega un irresistible aroma. 

Moussaka. Si bien este plato emblema de la cocina griega, que se parece a una lasagna, no es muy atractivo a la vista, a la primera cucharada uno cae rendido, pues se trata de unas finas láminas de berenjena, bien tratadas, y un goloso pino de res con salsa de tomate, bechamel y queso feta gratinado, que le aporta más potencia.

☆ VEGETARIANO – VEGGIE: 

Hummus. Esta preparación tiene su propia sección, ya que además de la versión tradicional hay otras cinco como la tersa y especiada Setas y Cebolla Caramelizada, que viene con tomillo, aceite de oliva y unos garbanzos crocantes, que quiebran la suavidad de esta receta.

☆ DULCE: 

Atayef y Naranja. Crepes rellenos de ricotta y un confit de naranja, que se deja sentir y aumenta su nota cítrica que se equilibra con un terso y sabroso helado de vainilla de Madagascar, hecho en el lugar, y una dosis de pistachos.
Tulumba. Puede parecer muy dulzona, pero no. De hecho, es todo un festín, pues va rellena de un ganache de pistacho bañado en almíbar de Arak y en el centro un terso helado de dicho fruto seco que refresca y complementa.
Baklava. Goloso postre con helado de yogurt y crumble de avellana con canela. IMG ©️ Loreto Oda M.

☆ CHEF: Felipe Urbina, quien estuvo en Zanzibar, entre otras cocinas.

☆ RECOMENDADOS – EN LA BARRA: De esta barra nacen un número acotado de cocktails reversionados, los que fueron pensados para que armonizaran muy bien con la propuesta de sabores y, en general, denotan equilibrio, elegancia y originalidad. 

Si se trata de vinos, la carta contempla una acotada oferta de cepas tradicionales, pero lo interesante es que Dagan cuenta con sus propias etiquetas, las que fueron creadas por la viña Calyptra especialmente para ellos, ya que lo que buscaban era garantizar una armonía entre la copa y sus sabores. De las ocho variedades que estarán finalmente en carta hoy existen dos: Talassa, un Chardonnay, y Yalla, un ensamblaje de Syrah, Merlot y Cabernet Sauvignon.

Talassa, un Chardonnay. IMG ©️ Loreto Oda M.

Spritz de Sinai. Con un aura floral, pero un amargor presente en equilibrio, es este aperitivo que está elaborado con vodka, pieles de pomelo, naranja, agua de rosas e hibiscus.

Té Marroqui. Fresco, de un marcado espíritu verde, pero nada tímida es esta creación que tiene como base un Whisky Johnnie Walker 12 años, el que es combinado con gin en té verde, manzana verde y menta.

Clover de Frontera. Tan compleja como encantadora es esta creación que ya te engatusa con su aromática nariz y su consistente espuma y una linda hoja de menta de decoración, que hace contraste con su color profundo que proviene de la mezcla de Gin London Dry, jerez fino, vermouth rosso, frambuesa y aceto.
Old Fashioned de Kiwart. Con toda la impronta del cocktail que lo inspira aparece esta versión que va con Whisky Tamnavulin double cask, scotch blended whisky, bitter de naranja, un damasco turco, coco tostado y dátiles, ingredientes que hacen match con las notas de la barrica de los whiskeys.

☆ JEFE DE BARRA: Iñaki Canahuate, quien estuvo en la barra de Siete Negroni.

☆ EL LUGAR: El lugar tiene un aura elegante, sobria y chic que evoca diferentes conceptos y países que dan vida a la identidad gastronómica de Dagan, un trabajo que estuvo a cargo de la empresa de arquitectura Peruana Costa Herrera.

Por su onda es un buen lugar para ir con amigos a compartir sabores y picotear, o para visitar en familia. También, si se quiere sorprender con recetas nuevas o tener alguna reunión de trabajo informal. En la noche puede ser ideal para una cita.

☆ SU HISTORIA: A principios de mayo de 2024 abrió sus puertas este restaurante, cuyo nombre apela al dios babilónico de los cereales y la fertilidad. Parte de su equipo proviene de la parrilla japonesa Dondoh Santiago, ya que uno de los socios operadores también es integrante de esta nueva apuesta. El matrimonio Marcelo Breitling y Paula Awad son quienes están a la cabeza de este proyecto, siendo la madre de ella uno de los timones en lo que a sabores se refiere, pues su conocimiento y paladar la llevó a capacitar al chef en los sazones.

☆ ¿DÓNDE?: Av. Nueva Costanera 3750, Vitacura, Santiago. Para ver dónde está pincha AQUÍ. ☆ LO.

IMG + TXT ©️ / Visitado en Mayo 2024

Compartir

Publicaciones relacionadas

error: Contenido protegido !!