#LOENRUTA #SANTIAGO – MUT [Parte 1]

<strong>Loreto</strong>  Oda Marín

Loreto Oda Marín

Periodista y licenciada en comunicación social con un hambre gigante por todo lo que tiene que ver con gastronomía, coctelería, hotelería y viajes.

Etiquetas:
Abierto desde hace unos meses, el Mercado Urbano Tobalaba aún está en desarrollo. Sabores para disfrutar desde la mañana, pasando por el almuerzo para llegar al fin de día componen su propuesta. Aquí, algunos de sus imperdibles.

Los mercados urbanos, como esos que se encuentran en grandes ciudades, ya sea el Mercato Centrale de Florencia, en Italia, o el de San Miguel, en Madrid, España, son espacios vibrantes donde la gastronomía confluye con la ciudad, siendo un sabroso punto de encuentro sin esa impronta artificial de patio de comida de mall. Acá el aura es distinta, pues el fast food queda lejos. Los insumos y los tiempos son otros, aunque puede que eso contemple opciones al paso. En general, la oferta es variada, ya que pueden convivir veganos, vegetarianos y carnívoros; comida chilena y extranjera; para llevar y de restaurante. Se puede comer al alero de un stand, en mesas para parejas o grupos, o en otras comunes donde la gente, sin necesariamente conocerse, se junta.

Eso es también el Mercado Urbano Tobalaba [MUT] que, como bien lo dice su nombre, se encuentra en una de las salidas del metro Tobalaba. Después de mucha espera y trabajos, sus puertas abrieron en abril del 2023 y aunque ya ha pasado prácticamente un año, el lugar sigue en desarrollo: locales que están por llegar, otros que aún les falta y algunos que se encuentran a la espera de la patente de alcohol para tener la propuesta completa.

Por eso, esta ruta será por partes. En esta primera instancia iré con sabores transversales, es decir, que se pueden disfrutar desde la mañana hasta la tarde; al paso o que son para quedarse un buen rato; para pasar solo o acompañado, ya sea para el desayuno, el almuerzo o por un snack de media tarde. Quizás ya con miras a la cena, ¿por qué no? El menú es diverso y aquí un apartado de él.

AM – Café Pascucci. Aunque también puede ser al almuerzo o por la tarde, ya que la oferta es amplia y diversa. Pero no hay nada como arrancar el día con un buen café. Y acá saben de extracciones y puntos de tueste del grano, ya que esta marca italiana de alcance global, que aterrizó en Chile el 2019 con un primer local en Plaza de Armas, ocupa de diferentes orígenes como India, Colombia, Guatemala y Haití, para luego crear un blend.

Este local, que promueve el comercio justo, también posee un par de opciones frías para beber: espresso tonic u orange, ambos bien estructurados y con una buena dosis de café, sin invadir, pero dejándose sentir. Como se trata de una marca que nace en Italia no podían faltar, si de dulce se trata, el clásico del sur de ese país, específicamente Sicilia: los cannoli, que acá son elaborados por una italiana, quien logra una masa crocante y delgada, como debe ser, la que pueden ser rellenadas con cremas a base de diversos ingredientes, todos de buena textura y sabor.

Pasando a lo salado hay un par de opciones entre panes, o panini, y ensaladas, por lo que de igual forma puede ser una opción para el almuerzo. Por su ubicación, en las afueras y no en el subsuelo del MUT, como la mayoría, es una gran alternativa para quienes buscan algo al paso o a sentarse a mirar la calle a través de sus grandes ventanales que le regalan luz a este pequeño, pero acogedor espacio, que cuenta con un mural a modo de tributo a las personas que trabajan en el mundo del café.

ALMUERZO – Maestranza. Un clásico de Franklin ahora en Tobalaba [ya que no guarda relación con el restaurante que sigue funcionando en ese sector comercial del Persa Bío-Bío], pero sin perder su sello de cocina chilena hogareña, con porciones abundantes y precios razonables, más una estética folclórica con onda moderna, es decir, graffitis coloridos y alegóricos a la cultura chilena, flores en las mesas, manteles estampados a la antigua usanza, lo mismo que su vajilla. 

Si bien, aún no cuentan con patente de alcohol, tienen unas variadas opciones de té helado o las bebidas artesanales Water Soda, como la de Huesillo que ha sido una de las más vendidas.  

Como Maestranza busca ser una mesa en la que quepan todos, hay algunas, aunque no muchas, vegetarianas y veganas. Una de ellas es su Ceviche de Lentejas, que está mundial porque es fresco, crunchi, abundante y sabroso, gracias a una legumbre que aparece en su punto y combinada, en justa medida, con una dosis de leche de tigre vegana, que le da su toque eléctrico, cebolla, pimentón y cilantro. Todo un gol.

Ceviche de lentejas.

En los fondos encuentras los típicos cortes de carne y recetas criollas. También algunos productos del mar como la Pescá Frita con agregado, que consiste en una merluza corriente que aparece brillante, en su punto, debajo de un imponente batido, de grosor no menor y mucho sazón, el que da pistas de tener una cuota de cerveza. A su lado unas buenas y grandes papas doradas con salsa verde. Una receta que te lleva a casa.

☆ PM – La Fiambrería. Ideal para un snack de media tarde. También para cerrar el día. Y, por qué no, para el almuerzo. Incluso, para arrancar el día. La propuesta de este local, que también tiene una sucursal en Franklin y otra en Cristóbal Colón, es en este espacio acotada, aunque variada y se puede ajustar a todos los formatos. Si bien, vale tener presente, que aún están a la espera de patente de alcohol, por lo que solo puedes comprar agua o alguna bebida en lata, lo cierto es que no falta sazón.

Las estrellas son las preparaciones entre panes, como su clásico Pastrami de vacuno con aderezo golf de la casa, gouda ahumado y coleslaw fresco, que en esta nueva casa sigue robándose las miradas y enamorando a comensales por esa combinación de sazones, en la que se siente un toque dulce, y texturas, ya que lo cremoso y suave de sus ingredientes logran encontrar una nota crunchi.

Pasando a ligas mayores está su Wurstdog, pues se trata de dos especies de hot dog venezolano, justamente de donde vienen los hermanos, Leonardo y Marcos Somana, que fundaron en el 2019 esta marca con el propósito de seguir desarrollando parte del negocio familiar que tenía en Caracas, unas carnicerías y hamburgueserías. Aunque acá muchos de sus productos provienen del sur, varios son de su autoría. Como es el caso de estas vienesas artesanales que son bañadas por un aderezo de la casa, coleslaw y un stix de papas, dando vida a una bomba de sabor dentro de un pan de leche, ideal para aguantar todos estos insumos. 

Para terminar el día y compartir, o para arrancar la jornada, está La Tabla que es un mix de charcutería y encurtidos, donde se luce una dosis de mortadella con pistacchio, salame milano, jamón serrano, pastrami, aceitunas, queso y unas tostadas con diversas pastas. En otras palabras, una combinación que rescata muy bien la esencia de La Fiambrería. ☆ LO

☆ ¿DÓNDE?: Mercado Urbano Tobalaba [MUT], Av. Apoquindo 2770, Las Condes. Para ver dónde está pincha AQUÍ.

IMG + TXT ©️ / Visitado en marzo 2024

Compartir

Publicaciones relacionadas

error: Contenido protegido !!